topLinks

11/4/2014

Una Boda en India

         Nunca me gustaron las bodas, pero me sentí con un gran
    privilegio cuando nos cruzamos por la calle, en Madurai, con 
    una boda hindú. Me puse a hacer fotos, y fuimos invitados.

            El novio iba debajo de una sombrilla, precedido de
               músicos y seguido por un séquito de invitados,
       que entraron a un local grande, con un gran entarimado.

 Sobre la tarima esperaban los Brahmanes, y la familia más cercana,     para  una ceremonia que reunía lo que tradicionalmente se lleva a         cabo en tres días; se lava y se pinta al novio con una pasta                     de cúrcuma y sandalia. 



                        Se intercambian regalos cargados de simbolismo.

El suegro ata una pulsera amarilla al novio que simboliza la integración de éste en la familia de la novia.

Se leen y se intercambian horóscopos, mientras la novia está oculta.

                     Aparece la novia detrás de una tela echando arroz 
         sobre la cabeza del novio, como símbolo de aceptación 
                                     y los mejores deseos.


                     El significado de las palabras del novio
                    se lee en las expresiones de los familiares


       Y todo concluye con la aceptación de las familias y novios.
       A partir de ahora empieza el rito principal de la boda...
                        ..en el próximo capítulo/entrada... 

26/3/2014

La vida en la calle


           Cuando conocí  Nepal, India y Bhutan, me enamoré,
     de sus colores, su luz, su sentido de la belleza...en resumen, de
     su vida en la calle. En la plaza de Patan, los hombres mayores todos los días se sientan en un banco corrido pegado a los palacios,        a la sombra, mientras las mujeres en las escaleras de los    templos, aquí y allá, de charla. Como en España no hace tanto.
     


 
En Bhutan; monjes y mujeres de conversación,
organizando la fiesta de un templo.


         En India, donde hay tantos lugares sagrados, donde las tareas            religiosas ocupan mucho tiempo del día, los templos, ademas    de ofrecimiento y oración, se convierten en lugares de encuentro,        de esparcimiento, de comida, de siesta y descanso,
                       dando la impresión de que viven allí.
   


        A los templos va toda la familia, desde los abuelos, hijos,
    nietos y demás parientes. Se encuentran grupos enormes de   mujeres, con sus mejores galas, y sus jardines se convierten en      lugares de esparcimiento, donde corren los niños 


En los pueblos y ciudades costeros, las playas se llenan de gente al                atardecer, que se reúne allí para ver anochecer. 
Es un placer contemplar los desfiles de modelos multicolores
                y espontáneos, de éstas horas en las playas. 

14/3/2014

El Trovador del mercadillo

                        Como un trovador medieval, cantaba y recitaba,
                por unas monedas, en el mercadillo semanal de
                                  un pueblo de Bhutan. 
                     Mercadillo donde los productos estaban
            perfectamente distribuidos, ordenados y presentados
         por zonas, como en el mas escrupuloso mercado occidental.



  Me sorprendió ver al monje en el mercado, le seguí por curiosidad,
 y así pude ver a éste pobre, absorto en la contemplación del dinero.
     
         Siempre que viajo me encanta ir a los mercados, en ellos 
    se concentran los productos de la zona, las gentes del lugar y sus
costumbres, y siempre ves escenas divertidas, otras interesantes...

        Mercadillo con mucho puesto de menudeo y especializado.
       Puestos tan simples como la venta de alfileres y agujas,

                Donde se encuentra productos importados de los países                     colindantes: naranjas, plátanos y tomates de la India 
          Compras transportadas en preciosas cestas y bolsos,
                                    tejidos en telares caseros.

5/3/2014

Xuacu Amieva

         Xuacu Amieva, en concierto, dentro del Itinerario Cultural                 musicalizado, organizado por "La Ponte Ecomuseo"
                   
                              Aprovechando la excelente acústica de 
            las iglesias medievales del concejo de Santu Adriano



         Acompañado de su hija, panderetera, hizo una asombrosa                  demostración de habilidad con instrumentos medievales,                                  como la gaita, la zanfoña y el rabel.


     Comenzamos en Santu Adriano de Tuñón, templo del siglo IX,
                 con la zanfoña y el viejo pandero cuadrado.





   Y con el rabel..



18/2/2014

Construyendo en Cimavilla

     En Cimavilla, Gijón, subiendo hacia el cerro de Santa Catalina
             está el taller de Carlos, constructor de Gaitas.  


      Lo principal de la Gaita Asturiana va torneado en maderas
      muy duras, de gran densidad: boj, ébano,tejo, granadillo...
      El punteru,que produce la melodía, con 8 agujeros, y la payuela.
              El roncón, el más largo, compuesto de tres partes.                              El ronquín,colocado paralelamente al roncón y 
                    sujeto a él con una cinta. Asientos y soplete
              Las piezas ya torneadas se rematan con las gubias.
                     Y se pulen.
        Además se vacían en sentido longitudinal con una
          herramienta que hace un agujero cónico.
       Aquí hace la perforación con el torno mecánico
       Y aquí a mano
     Después de hacer el vaciado del punteru se hacen los agujeros
            El fuelle es una bolsa de piel curtida tradicionalmente, 
              hoy de piel sintética; pulmón auxiliar del gaiteru,
              hace que  el sonido sea continuo.   En él van 
            amarrados los asientos, piezas de madera donde se
           embuten el punteru, el roncón, el soplete y el ronquín