topLinks

19/11/2014

El hayedo; manantial de abundancia


         Dice Ignacio Abella; "El haya pertenece al aire,en el que vive y se             expande,del que recoge humedad, donde clama lluvias y detiene      nieblas,......madre y nodriza de nuestra tierra, nutre y dosifica              fuentes, que a su sombra permanecen claras y frescas."



    "En las hayas que crecen con espacio suficiente para extenderse,
        las ramas son numerosas y se estiran horizontalmente."


              "Cuando hay poco sitio las ramas crecen verticales y largas,
  adaptándose al espacio y buscando la luz. Las hojas dispuestas                      alternadamente sobre las ramillas zigzagueantes
                 forman un mosaico casi perfecto que recoge 
               casi toda la luz creando un umbrío sotobosque."


   "Su relación con el suelo es poco exigente con el tipo de sustrato,                con raíces muy superficiales...pide poco a la tierra, entregándose totalmente a ella generando grandes cantidades de materia orgánica y protegiéndola de la erosión,regulando el agua
                  que se encarga de invertir en el suelo."









                                                                                                                                                             
"Caminando entre hayas, con el suelo limpio y libre de maleza, nos    permite andar pausado y blando sobre la alfombra de crujiente               hojarasca. Se encuentra el sosiego,la belleza y la magia.."

12/11/2014

"TAK BAT" Los monjes llaman a las Almas


      Todos los días, al alba, los monjes salen descalzos a la calle
          a mendigar.  Es una ceremonia silenciosa y meditativa, 
           con la cual, los monjes prueban sus votos de pobreza y                         humildad, a la vez que los budistas laicos cosechan
                        mérito espiritual dando con respeto.



       
                                Además de las bolas de arroz tradicional, 
                  algunos devotos contribuyen económicamente.




              Es una ceremonia donde se evita el contacto visual.
         Las mujeres están arrodilladas o sentadas y los hombres                              se ponen un fular en el hombro izquierdo.






                                            El paraguas en Laos se utiliza
                         tanto para la lluvia como para el sol.

27/10/2014

A orillas del Mekong





 La cultura que se desarrolla a las orillas del rio Mekong
está basada en el bambú, como materia prima.
Construyen sus casas sobre múltiples pilares,
para elevarlas del suelo aislándolas de la humedad y  alimañas.Tejen las paredes con tiras extraídas
del bambú, y en origen también sus tejados, aunque actualmente esta cambiándose por uralitas 


   También utilizan el bambú cortado en tiras muy finas para hacer                    múltiples utensilios, como cacharros para cocinar,
        sombreros, nasas de pesca, cunas, hamacas, gallineros, etc.




20/10/2014

Remontando el Mekong


    Rio Mekong; río teñido por los abundantes limos que transporta,
           larguísimo río que riega y nutre numerosos arrozales, 
             utilizado como medio de transporte desde siempre.


      Por él se mueven numerosos barcos de funciones diferentes;
    Casas barco, canoas de transporte de mercancías, de pescadores.
    Con inmensa riqueza pesquera, y como el Nilo, amenazado por                                          presas y contaminación






     Acantilados del Nam Ou, afluente del Mekong.








                     Canoas en Nong Khiaw.

17/9/2014

Una casa con mucho arte

En la misma casa de la entrada anterior.
Una casa llena de recuerdos, y de gusto por el arte. 


De cuadros, esculturas y todo tipo de objetos pintados,
tallados, labrados y recompuestos por Moisés Ruano.


          Hombre polifacético, que pinta, esculpe, talla... no para
       en su labor creativa. Lo mismo esculpe que compone versos. 



                      Obra que su amiga y compañera de viajes 
              fue incorporando a su entorno, y que con mucho arte
                            fue distribuyendo por su casa. 
                                 

       También, en su gusto por las cosas especiales, hermosas y                    únicas, encargó a medida una cajonera a Luis Muñiz.



                     En los dormitorios relajantes, pocas cosas
                        pero muy selectas, de origen familiar.
         





                     Rincón de la cocina, con la vajilla de la Cartuja 
                 y cerámicas de Maziu, Nijar. Y una esquina del jardín...